viernes, 11 de septiembre de 2009

LA EDUCACION: PUERTA ABIERTA AL FUTURO


La historia lo ha demostrado; no es un nuevo descubrimiento. Tan sólo el conocimiento y la educación permiten el avance del ser humano como individuo y como colectivo. En su momento permitió a los hombres diferenciarnos del resto de animales. Y la evolución de las sociedades siempre ha estado marcada por el conocimiento. La educación es un derecho del ciudadano y al tiempo una obligación de la sociedad que quiere avanzar.

Los pueblos que quieran salir de la pobreza y el atraso sólo podrán hacerlo cuando todos sus pobladores tengan acceso a la educación, a una educación básica, que les permita aspirar y luchar por algo más que no sea la simple supervivencia.

Y los países avanzados debemos orientar nuestros esfuerzos a una segunda fase del conocimiento que nos haga ver la ineludible necesidad de defender un progreso racional y sostenible. Aquel que sólo puede darse sin destruir nuestra casa, sin abocarla a un deterioro irreversible.

En cualquier caso, tanto en los países desarrollados como en los que sufren la pobreza es imprescindible el sincero compromiso de los gobernantes, sin ataduras de otros intereses que no sean los que lleven al bien común. Pero también es igualmente necesaria la implicación de cada ciudadano en su vida cotidiana; que no nos escudemos en la exclusiva responsabilidad de los poderosos. Porque el verdadero poder es el conocimiento.

1 comentario:

ofusmadrid dijo...

Ahí le has dao..
El verdadero poder es el conocimiento.
Hasta pronto Doña.